Reseña. CARMEN PORTACELI



“Una sociedad sin teatro estaría deshumanizada”.
Carmen Portaceli (1957. Valencia)


Carme Portaceli (Valencia, 1957) se licenció en Historia del Arte en la Universidad de Barcelona, se formó en Lenguaje audiovisual en el el Institut del Teatre, donde trabajó dos años como profesora de dirección, y forma parte del Teatre Lliure, donde comienza a realizar sus primeras escenificaciones. En los 80 ejercerá como ayudante de dirección, entre otros, para Fabià Puigserver, a quien la autora considera su mayor maestro. Cabe destacar su escenificación de Combat de negre i de gossos (Combat de nègres et de chiens 1988), el primer Koltès que pisó los escenarios españoles, un autor que repetirá la directora posteriormente con Muelle Oeste (Quai Ouest 1993) y dos montajes que tienen en común cierto escepticismo frente al cambio social: Els fills del sol (1984) de M. Gorki, y el El muntaplats (The Dumb Waiter 1987) de Harold Pinter. A Portaceli le interesa el teatro de compromiso social y político y poder reflejar, con sus espectáculos, la problemática contemporánea en sentido Brechtiano: entreteniendo y provocando una reflexión crítica en el espectador. En 1989 pone en escena Los Figurantes de Sinisterra, y dirige con la Orquesta de Cámara El retablo de Maese Pedro, usando fragmentos del Quijote sobre música de Manuel de Falla. Comienza la nueva década con una su escenificación (Premio Serra d'Or), La Missió (Der Auftrag 1990), de Heiner Müller, con mujeres en papeles masculinos. La directora cree que el texto forma una parte fundamental de la creación escénica, por lo que escoge obras de autores de reconocimiento internacional para sus escenificaciones. Con su montaje de Mein Kamp de George Tabori (Premios Butaca : Mejor espectáculo y Mejor Dirección.1999) se adentra en una nueva fase creativa, desde enfoques quizá más grotescos y deformantes. Entre sus espectáculos más recientes, destaca su montaje de Sopa de pollo con cebada de Arnold Wesker (2004, Chicken soup with Barley), una puesta de escena que busca el distanciamiento en la actuación y se desarrolla sobre un escenario circular, y su escenificación de La Casa Bernarda Alba (2005), que ofrece una contemporánea lectura, en blanco y negro, del clásico de Lorca, defendiendo, como en muchas de sus escenificaciones, una estética que abogue por la simplicidad; la escenografía representa la mentalidad de la época en clave simbólica y el vestuario de las actrices, que visten ropa interior negra, refleja la intimidad en la que se desarrolla la acción. Portaceli pertenece a la nueva generación de directoras contemporáneas de fama internacional como Helena Pimenta, Magda Puyo, Teresa Devant, Garbi Losada, Mercedes Lezcano o María Ruiz.[ LÓPEZ ANTUÑANO, José Gabriel. “Carme Portaceli, Premio ADE de Dirección “ADE.Nº109. 2006.(p.18)
PORTACELI, Carme. “
Sobre "Mein Kampf". ADE. Nº 89. 2002 (p. 168-169) __“La ausencia que sorprende
”. ADE. Nº 94. 2003 (p. 42)]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Artículo teatral. WILLIAM BAJO LAS ESTRELLAS. ASTRONOMÍA Y DETERMINISMO ASTROLÓGICO EN SHAKESPEARE

Reseña. CARMEN RESINO

Artículo. Wielopole Wielopole. Los usurpadores de la muerte